¿Cómo anda tu realidad?

¿Cómo anda tu realidad?

¿Necesita un cambio?

Según los físicos, ya No caben dudas de que todo está relacionado, ya no existen dudas de que en este mundo todo está interconectado, todo está en relación con todo. Eso se traduce en que el todo nos afecta y cada uno de nosotros afecta a ese todo, llamémosle universo, sociedad, país, barrio, família, relaciones o uno mismo. Y por lo tanto, nos debe hacer pensar si entre el yo y la circunstancia hay alguna separación. Este es el primer paso para comprender un proceso de cambio, por donde podemos empezar a cambiar tu realidad.

Aún así, algo que hacemos todos los días y No nos damos cuenta es decidir con que actitud afrontamos el día. Todos los días tenemos la opción de decidir con que actitud pasar el resto de nuestra existencia, y lamentablemente pocas veces lo hacemos. Esta seria nuestra primera gran acción para empezar a cambiar nuestra realidad y nuestra vida.

Aunque formamos parte del todo, no nos encontramos con el todo, nos encontramos con sus partes, con pequeñas porciones de la vida a las que decidimos prestarles atención. Somos nosotros mismos los que prestamos atención y eso nos convierte en observadores que dan sentido, de realidad a nuestras experiencias.  Y aquí, es dónde empieza nuestra responsabilidad, aquí es dónde podemos hacer algo. Tenemos la responsabilidad de escoger que observamos, en que nos fijamos, y que sentido le damos a lo que estamos observando.

Muchas personas escogen el papel de víctimas y sus vidas se convierten en un velero a la deriva, a la única merced de dónde le lleve el viento. Los “victimistas” creen que hagan lo que hagan o dejen de hacer lo que dejen de hacer no van a cambiar las cosas. Lo que tenga que suceder sucederá y siempre por supuesto, lo pero. Cuando alguien interpreta así su realidad, su experiencia o su vida, no queda más remedio que la queja o la resignación.

Otras personas creen que la única manera de afrontar la vida es llevarlo todo hipercontrolado. Los “controladores” planifican al milímetro y anticipan los movimientos ajenos para sobretodo, evitar sorpresas emocionales. Por eso, para que todo ocurra según lo previsto, fuerzan las cosas, el tiempo, se fuerzan a sí mismas y por desgracia, también a los demás.

Pero no todo queda aquí, aún podemos decidir y optar a otra alternativa, aún puedes empezar a cambiar tu realidad, para ello hay que poner en práctica:

  • Decidir cada día con que actitud afrontamos la vida, nuestra realidad y nuestra experiencia
  • Aceptar nuestras circunstancias
  • Utilizar nuestra capacidad creativa para modelar la realidad a nuestro antojo

Según Séneca, la sabiduría radica en saber distinguir correctamente dónde podemos modelar la realidad para ajustarla a nuestros deseos, de dónde debemos aceptar con tranquilidad, lo inalterable, o sea, lo que es.

Aceptar nuestra realidad, no debe confundirse con Resignarse. Tenemos todos una grandísima capacidad de crear, de transformar las cosas, no de soportarlas.

Respóndete a esta pregunta: ¿Aceptas la vida que has escogido vivir?

Mucha gente responderá que No, porque algunas decisiones que ha tomado en su vida no las han tomado ellas. Es cierto, que ocurren hechos que condicionan nuestra vida, pero Nunca la determinan. Si respondes que sí la aceptas, somos responsables de nuestra vida, pero no culpables que ese es otro tema. Si crees que aún puedes hacer algo para mejorar tu vida, un proceso de coach puede ser muy útil.

Espero que os haya gustado, este es mi primer artículo de este año! Espero que continuéis leyendo muchos más y si os ha gustado pues podéis compartirlo con los botones de facebook, twitter y linkedin!

Gracias!!!

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes