Un, dos, tres… decídite a decidirte

Nuevo año 2012, nuevos propósitos, nuevos 12 meses por delante, otra vez más miles de ideas para rellenarlos: apuntarte a clases de inglés, hacer más deporte, salir a correr o ir a la piscina, perder esos quilos demás, dejar de fumar definitivamente, mejorar tu maltrecha autoestima, aparcar el rencor a un lado, ser más feliz con menos, etc…

Esto sólo es un ejemplo del montón de cosas que a muchos nos gustaría poder cumplir para este nuevo año. Son de sobras conocidos, los própositos del año nuevo, són los nuevos propósitos para el 2012. Si no te has planteado ninguno este artículo No es para tí, pero estoy segura que alguno tiene sen mente aunque tu propósito no tenga nada que ver con los que yo he escrito en el ejemplo.  Da igual el que sea, lo importante es decidirse a por él. Si eres de los que tienen más de 2, este artículo definitivamente es para tí.

Vamos a por ellos, empezamos ya!

  1. Empieza a pensar en tus propósitos, todos: los más difíciles, los más fáciles, los que más desees conseguir, los que dejarías para luego, los que te quedaron pendientes del año pasado… Si tienes muchas, mejor anótalas.
  2. Ahora, escoge de entre todas, la más urgente, la que debes empezar ya o no funcionará, la que más ganas tienes de olvidarte de ella, ¿ya la tienes?
  3. Céntrate sólo en esta, al menos por ahora.
  4. Ahora tienes permiso para imaginar: imagina como seria un día cualquiera cumpliendo tu nuevo propósito, integrándolo en tu vida, como si fuera algo, que llevas mucho tiempo haciendolo, cómo si ya fuera una rutina en tu vida, intenta ser realista, que estamos imaginando pero no es ningún milagro!….
  5. Hazte estas preguntas:
    1. ¿Has tenido que dejar de hacer algo para poder cumplir con tu propósito? ¿Quizá has tenido que reducir el tiempo de otras actividades? ¿Cambiarlas de día?
    2. Compara tu realidad, con tu propósito imaginado, ¿hay algo que has dejado de hacer “imaginando” que no puedes renunciar a ello?
    3. Intenta analizar que diferencias hay entre el ahora y tu nueva vida con tu nuevo propósito funcionando, ¿qué has encontrado?
    4. Las diferencias que hayas encontrado te estan marcando los pasos que debes dar para conseguir tu propósito, ¿es asequible? ¿merece la pena el esfuerzo?
  6. Adelánte! si es asequible y merece la pena el esfuerzo, sino es así, déjalo para otro momento.

A lo mejor no hace falta esperar al año que viene, si ahora no es su momento, la vida cambia, y quizá sí es asequible de aquí en unos meses, así que no te preocupes, si realmente persigues eses cambio, a por él, hay que saber esperar el momento oportuno para hacerlo.

Ahora puedes volver a probar con algún otro propósito, siguiendo las orientaciones de este ejercicio, primero lo más urgente y lo que más nos motive, y después todo lo demás. No te recomiendo que te plantees acabar con más de 1 al mes, necesitas tiempo, energía y motivación para conseguirlo y hay que racionarla.

Cuando tu decidas empieza a cumplir con tu propósito, no empieces con él como si fuera algo a implementar muy poquito a poco, para eso hemos hecho este ejercicio para ver como funcionaria nuestra vida con lo que ya queremos que forme parte de ella. Así que date una semana para habituarte, pero no más, abandona malos hábitos que te entorpecen y dificultan que cumplas con lo que deseas y simplemente decídite a hacer lo que necesitas y quieres.

A veces, para motivarnos, funciona imaginarnos que ya tenemos 90 años y desde esa edad nosotros mismos nos aconsejamos a ahora, Steve Jobs dijo algo así en alguna entrevista: Recordar que puedo morir pronto es la herramienta más importante que haya encontrado para ayudarmea  tomar las grandes decisiones de mi vida. Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso, se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que uno va a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón.

Repasando mis Frases Breves, he encontrado esta:

El aplazamiento es el asesino de la oportunidad (Oscar Wilde)

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo en facebook,, twitter o linkedIn con los botoncitos de aquí debajo!

También puedes contar que te ha parecido dejando un comentario aquí mismo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Dicen que correr es bueno… al menos es antidepresivo! - Breu: espai de Psicoteràpia - 20/03/2017

    […] mí, estos ya me parecen suficientes argumentos como para empezar a crear una nueva rutina para quién No haya empezado nunca o para No abandonarla jamás para quienes ya […]

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes