Intentar Cambiar es una Pérdida de Tiempo

Intentar cambiar, es una pérdida de tiempo. ¡Con lo a gustito que se está como siempre! 

Si aún no me conoces, mi trabajo consiste en facilitar que las personas en problemas aprendan a solucionarlos con sus propios recursos y estrategias.

Sigo pensando que el cambio es posible e inevitable y además me apasiona formar parte de él.

Por eso ayudo a mis clientes a conseguir los cambios que necesitan para ser más felices.

De sobra sabes, cuánto nos cuesta afrontar las novedades.

Irremediablemente, yo no sé que sucederá dentro de casi nada.

Tener el control sobre algo, es una falsa ilusión con la que algunos nos quedamos más tranquilos.

Si todo en este mundo estuviera controlado y ordenado, no disfrutaríamos con la creatividad, nada cambiaria, ni nos entetendríamos con la curiosidad. Si no existiera el caos y todo fuera orden seguramente te volverias más rígido, inalterable, previsible y un poquito obsesivo.

Por contra, el orden nos aporta seguridad, permanencia, especialización y estabilidad.

Si por algún tiempo lo has experimentado, vivir en el absoluto caos, es terriblemente agotador.

Como todo, la dificultad está en encontrar el equilibrio, encontrar orden en el desorden y tener revuelto sólo lo justo.

Yo ya no creo que sea por casualidad que la vida se empeñe en desordenarte todo aquello que creías tener totalmente controlado. No es un capricho de los designios.

Cuando este desorden afecta a tu identidad, lo llamamos crisis existencial. ¿La conoces?

Hay quien la describe como un estado letárgico y oscuro del que no saldrás nunca jamás. Te sientes incapaz de tomar decisiones. No existe la claridad, no hay futuro.

Su función:

  • Te advierten de que has dejado de lado tu evolución personal a cambio de sentirte seguro.
  • Te muestran una lección muy clara: en el caos y el desorden es donde se encuentra el milagro, el milagro de tu aprendizaje.
  • Te proporcionan posibilidades, sobretodo la de reinventarte, la de construir una mejor versión de tí mismo, la de solucionar tus problemas y dar un cambio.

Muchos autores y muchos estudios se han dedicado a recoger todos nuestros terrores existenciales: la depresión existencial, la falta de autenticidad, la soledad y extrañeza existencial, la falta de autorrealización y la ansiedad existencial. Todos estos terrores tienen en común, un sentimiento de vacío o falta de respuesta y mucha infelicidad.

Si nuestra existencia se limitara a precisamente, sólo existir o sobrevivir, te aseguro que no tendríamos ninguno de estos problemas. Pero claro, a parte de ser mucho más bonito, nos empeñamos en VIVIR. Y estas dolencias de la psique del ser humano son inherentes a la VIDA.

Al vivir, creamos y participamos de distintas realidades. Por más que intentemos evitarlo, no van a dejar de ocurrirnos cosas. Porque la vida es cambio.

Expectativas las justas. Cuanto menos expectativas mejor, no lo confundas con no tener ideales, o objetivos o ilusiones. Es algo distinto.

  • Márcate objetivos
  • Guíate por ilusiones
  • Sigue tus ideales.

Pero siempre: reduce tus expectativas.

Si no consigues llegar, tienes excusa para volverlo a intentar, si te pasas de largo, ¡enhorabuena! Sin quererlo has logrado cambiar.

El hombre nunca sabe de qué es capaz, hasta que lo intenta

Charles dickens

El cambio, no sólo es posible, si no qué es inevitable

j.l. rodríguez- arias palomo

No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

273536661