¿Estás seguro que puedes comunicarte sin agredir a los demás? Sé asertivo, amigo!

¿Has resuelto ya como pedirle a tu amigo que te devuelva el dinero que le prestaste?

¿Cómo te gustaría afrontar una “conversación difícil”?

Echar la culpa a los demás, nunca ha resuelto problemas.

La mejor actitud y la más efectiva es aquella que permite expresar sentimientos, derechos y opiniones, respetando los de los demás.

Todos nos enfrentamos a situaciones muy diversas que no son fáciles de resolver, me gusta llamarlas “conversaciones difíciles”, es algo a lo que nos enfrentamos todos durante la vida, pero qué casualidad, no nos lo enseñan en la escuela! Sí y a demás produce mucho más estrés que no acordarse de las tablas de multiplicar.

Algunos ejemplos:

  • Pedir que nos devuelvan el dinero prestado a un amigo
  • Pedir un aumento de sueldo o alguna mejora laboral
  • Reclamar un mal servicio
  • Quejarse de la falta de puntualidad
  • Decir que No a una propuesta
  • Hacer un comentario a un compañero de trabajo sobre su higiene
  • Hacer una buena crítica

¿Qué es la ASERTIVIDAD?

Para quién no lo sabía, la asertividad es la habilidad de poder expresar y comunicar nuestros sentimientos, opiniones y derechos sin agredir a los demás, es decir sin hacer daño o herir los sentimientos y derechos de los demás con quién nos comunicamos. Cómo os planteaba antes es una comunicación efectiva y respetuosa, justamente lo que no encontramos a diario.

La asertividad no es nada nuevo, pero si que la usamos muy poquito, además no se enseña, en la escuela pocas veces,por más que se planteen hacer algún intento en ciertas asignaturas. Hay algunas familias que empiezan a incorporarla como un valor muy importante a transmitir a sus pequeños, pero aún són pocas. Seguimos sin tomárnoslo en serio.

Hasta ahora y por lo común preferimos sacar pecho o echarle la culpa a otros y creemos que sólo funciona el “a mí nadie tiene que decirme que tengo que hacer”.

Aquí Te Regalo Las 7 Claves De La Asertividad!

1. Puedes y debes hacerte respetar por los demás

2. Reclama tus derechos

3. Es imposible que todo el mundo te quiera

4. Piensa en ti positivamente

5. No te deprimas, actúa.

6. No te escondas de los demás

7. Qué importancia tiene que salga mal mientras te hayas expresado?

¿Qué hace Vicente?

Aunque digamos muchas veces lo contrario, las relaciones con los demás nos ocupan y preocupan bastante. Siempre nos afectan de una o otra manera.

Para empezar a ser asertivo es necesario observar cómo y qué decimos nosotros a los demás.

Unas personas prefieren quedar bien con todo el mundo, tarea que es sumamente agotadora y conlleva muchísismo desgaste personal.

Otras personas creen que tienen todos los derechos y ninguna obligación para pisotear a los demás con tal de lograr lo que el mundo les debe.

Otras más optan por dar rodeos a las cosas utilizando la ironía y el sarcasmo. Son estrategias que pretenden quitar hierro al asunto pero al final confunden y hieren más que una expresión clara de enfado. La ironía sigue siendo una muestra de superioridad o incluso de soberbia, por muy bien elaborada que esté.

Por último hay quién se bloquea, se muestra pasivo, prefiere esconderse, no rechistas y dejarlo correr. Hacer ver que no pasa nada. En este extremo la asertividad se convierte en una defensora de la dignidad de las personas, una manera más elegante de poner las cosas en su sitio.

En realidad, nadie puede poner en duda lo que pensamos o sentimos. Pueden no estar de acuerdo, pueden poner límites a nuestras conductas, pero en ningún caso deslegitimar nuestras creencias y sentimientos. Y eso empieza por no deslegitimarse a uno mismo.

Claves para Afrontar Conversaciones Difíciles:

Prepara tu contenido: objetivamente que quieres expresar o comunicar: cómo te sientes, dar tu opinión…

Prepara tus sentimientos: cómo te puedes sentir durante esa conversación, que te da miedo, que puede salir mal, cómo te pueden herir… y trabájalo.

Prepara tu identidad: cómo te ves en esa situación? Si todavía no te ves en ella, sigue trabajando. Si eres capaz de visualizarla, a por ell0!

Apúntate a este reto: Ser nosotros mismos y serlo con los demás. 

  1. Deja de pensar que el problema son los otros.
  2. Deja de discutir sin comprender al otro: todos sabemos entender las palabras, pero pocos estamos acostumbrados a entender el clima emocional que las acompaña, comprende la situación del otro
  3. Cada experiencia es una oportunidad, pero deja de serlo si la tratamos como algo ya conocido. Evita los pensamientos automáticos!
  4. Es sumamemnte importante conectar con nuestras intenciones, con los propósitos: ¿Qué es lo que realmente quiero hacer?
  5. No querer tener razón, esa es la clave. Nuestras creencias son hipótesis y No verdades.

Vale la pena practicar la asertividad, nuestras vidas transcurren en múltiples situaciones sociales y No en medio de la selva, No tiene sentido el uso de la agresividad.

Laura Cano

Sé asertivo, amigo!

La próxima vez que tengas que reclamar dinero prestado:

“Por favor, me gustaría que me devolvieras aquel dinero que te presté. No me gustaría que mi relación contigo tuviera problemas por culpa del dinero. De este modo, cuando nos veamos nos sentiremos a gusto. Lo contrario es un mal rollo para todos”.

No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

273536661